Con pedido de abrir más mercados arrancó la vacunación antiaftosa

El lanzamiento oficial de la campaña de vacunación de bovinos y bubalinos contra la aftosa estuvo marcado por un intercambio de loas entre los ganaderos y el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, a quien los productores además pidieron más mercados para la carne.

El mandatario llegó casi una hora tarde al acto realizado en el establecimiento Don Nicasio, ubicado en la ciudad de Benjamín Aceval, Departamento de Villa Hayes. En el lugar escuchó a todas las partes que tienen la responsabilidad de garantizar la inmunización de los animales.

En representación de los productores habló el presidente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Luis Villasanti, quien agradeció su presencia y destacó que es la primera vez que un presidente de la República asiste a una actividad de vacunación, pero también aprovechó la oportunidad para lanzarle pedidos como la apertura de más mercados y su mediación entre frigoríficos y ganaderos en la disputa por los precios.

“Tenemos la mejor carne que muchos países de América del Sur y por qué tenemos que estar relegados, por qué tenemos que esperar a que esos dos mercados fundamentales (Chile y Rusia) -a quienes les agradezco- se resfríen para que nosotros tengamos una gripe. ¡Peleemos por los mercados presidente, peleemos!”, expresó sobre el primer punto.

En cuanto a los bajos precios que reclama el sector, solicitó al titular del Ejecutivo que cumpla con el control que prometió, ya que considera que detrás hay “ambiciones desmedidas y un egoísmo propio del dinero”, apuntando a las plantas industriales.

Como respuesta, Mario Abdo calificó a la carne como un “activo” y manifestó que los embajadores y representantes del cuerpo diplomático tienen la función principal de abrir mercados. “Nosotros estamos absolutamente comprometidos para tener un trabajo agresivo en términos de búsqueda de mercados para la producción nacional, la producción de la carne y también los demás productos nacionales que requieren de mayor apoyo y mercado”, afirmó, en tanto que no contestó la segunda solicitud.

Durante su discurso devolvió el agradecimiento del gremio. “Quiero saludarle al presidente de la Asociación Rural del Paraguay, al amigo Luis Villasanti. Muchas gracias por el apoyo constante a nuestra gestión, un apoyo a la construcción de un destino común entre paraguayos”, expresó en medio de una crisis penitenciaria que también recordó en esta actividad.

También estuvieron en la hacienda el ministro de Agricultura y Ganadería, Rodolfo Friedmann, el titular de la Cámara Paraguaya de Carnes, Korni Pauls, el vicepresidente de la Organización Mundial de Sanidad Animal, Hugo Idoyaga, y autoridades locales, entre otras.

Vacunación. Abdo Benítez participó del acto simbólico de la aplicación de vacuna a uno de los animales de raza Braford, perteneciente al ganadero Carlos Acosta. Pero en vez de inyectar en la parte del cuello lo hizo en la zona del lomo.

Desde hace 17 años el sector público y privado trabajan juntos en la campaña de inmunizaciones y ambas partes manifiestan que es una experiencia exitosa. Entre 4.000 a 4.500 personas trabajarán en esta ocasión en la vacunación y fiscalización, según el presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), José Carlos Martin.

En este primer periodo que va hasta el 28 de febrero recibirán las dosis el total del hato de bovinos y bubalinos, que se estima llegar a las 14 millones de cabezas, mientras que para la Brucelosis se espera llegar a 1 millón de terneras.

Cada dosis contra la aftosa cuesta a los ganaderos entre G. 1.900 y G. 2.200, según Martin, aunque Villsanti mencionó que el gasto asciende a G. 3.500 por cabeza.

El 50% de las más de 21 millones de vacunas son de producción nacional, menos que el año pasado.


Mayor envío a Israel y Taiwán

Entre los objetivos del servicio sanitario animal para el 2020 figura el aumento de la exportación de carne bovina a Israel y Taiwán, a un volumen de 25.000 toneladas al año.

Ambos mercados están entre los cinco principales compradores de Paraguay, con 20.405 y 16.589 toneladas, respectivamente durante el 2019.

En el caso de la Isla, experimentó un crecimiento con relación a las 7.968 toneladas registradas el año anterior. Queda pendiente el envío de carne refrigerada, así como la hamburguesa, aunque en el último caso, pide un arancel del 20%.

Los principales mercados de la carne bovina nacional son Chile y Rusia, tanto en volumen como en precios. Luego vienen Israel y Taiwán, a los que se suma Brasil.

Leave your comments

Post comment as a guest

0

Comments (423)

Load Previous Comments