Buscan transparentar cadena de carne con sector privado

Instituciones públicas, ganaderos y frigoríficos suscribieron ayer un acuerdo en pos de la transparencia y la trazabilidad en la gestión de las cadenas de suministro del sector cárnico.

La intención es elaborar un programa piloto de identidad individual de animales, basado en un sistema informático alineado al concepto del Blockchain, que permitirá realizar la verificación sostenible del ciclo productivo y de procesos desde el productor hasta el consumidor final.

Dicho sistema será implementado a través de los productores inscriptos en el Sistema de Trazabilidad del Paraguay (Sitrap ).

Firmaron el acuerdo, por el sector público, el ministro de Agricultura y Ganadería, Denis Lichi; el presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), José Carlos Martín Camperchioli; el titular del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), Ariel Oviedo; y Cristina Goralewski, presidenta del Instituto Forestal Nacional (Infona). Por el sector privado suscribieron el titular de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Luis Villasanti, y el presidente de la Cámara Paraguaya de Carnes (CPC), Juan Carlos Pettengill.

“(...) Hoy, con este acuerdo, somos el tercer país en el mundo y el segundo en la cadena de la carne que se lanza a este uso de la tecnología”, destacó Camperchioli, titular de Senacsa.

A su turno, Pettengill, de la CPC, señaló que con la tecnología a ser implementada, un consumidor final fácilmente podrá obtener la trazabilidad individual del corte que está comprando. “(...) vemos que cada vez más el consumidor quiere saber la idoneidad de sus productos, que vengan de una ganadería sostenible, de una industria que respeta las leyes ambientales, las leyes sociales y que toda la cadena está integrada con base en la sostenibilidad”, manifestó.

Aumento del hato ganadero


El ministro de Agricultura y Ganadería, Denis Lichi, informó sobre un aumento del 2% en el hato ganadero. “Hoy nosotros estamos prácticamente cerrando lo que es la vacunación contra la aftosa y tenemos un aumento en la cantidad del hato ganadero, aproximadamente 246.000 animales más que el año pasado”, informó Lichi.
Existía preocupación debido a que el hato iba decreciendo, “eso era un peligro porque en algún momento nos íbamos a quedar sin posibilidades de cubrir nuestro mercado”, afirmó.
Destacó el aumento de la tasa de procreo, además de la retención de vientres bovinos que se consiguió el año pasado. “Eso nos permite a nosotros pensar que la carne paraguaya está para mucho más”, manifestó Lichi.

Leave your comments

Post comment as a guest

0

Comments (684)

Load Previous Comments